sábado, 16 de agosto de 2014

CAPÍTULO 8 "APRENDER DEL ERROR

APRENDER DEL ERROR:

Muchas veces hacemos caricaturas, y vemos que nuestro dibujo está quedando perfecto!!, pero no siempre es así. Siempre hay que ir analizando el dibujo en cada paso que vamos dibujando. A veces pensamos que está quedando igualito a simple vista, no siempre hay que confiar en lo que vemos a simple vista, es mejor detenerse y ver que nada falta, es decir, analizar y comprobar que todos los elementos están bien relacionados, los tamaños y exageraciones. En el caso de esta foto, tenemos harto de donde exagerar (especialmente la nariz), además su rostro es muy característico y facciones muy marcadas, como por ejemplo sus labios pronunciados, si bien son muy marcados pero no tiene la boca grande, lo mismo ocurre con su mentón. Me refiero a que las facciones de esta mujer son muy marcadas pero a la vez son pequeñas, sin embargo hay que exagerarlas  y pronunciarlas, pero no debe ser algo grotesco, porque aunque tenga estos elementos característicos ella es bonita y no fea.



Acá tenemos el primer crockis, con el que nos guiaremos para hacer la caricatura.


Y si comparamos la foto de la mujer con la caricatura hecha nos encontramos con errores y afirmamos tajantemente que no se parece. Después decimos: ¿Por qué no me resultó si yo seguí los consejos de este libro paso a paso?. Eso es simplemente porque no solo hay que seguir la mecánica ni los pasos aplicando las técnicas ya conocidas, sino que hay que ir relacionando y a la vez proporcionando la caricatura, de tal forma que podamos deformar el rostro y caricaturizarlo sin que pierda el parecido de la foto, es ahí donde está la habilidad del dibujante.


Analicemos:
La forma de la frente está bien tomada, al igual que el perfil de la mujer, pero se podría haber estirado más hacia arriba para que quede más larga y estirada, es decir, faltó darle mas espacio a la frente porque si bien ella no tiene la frente grande, podríamos agrandársela para que no se vea tan grande el ojo
A la nariz se le ha sacado bastante provecho y muy exagerada. Podemos ver que es una buena caricatura de la nariz. El problema es que si queremos resaltar la nariz más que la boca, deberíamos haber dibujado la boca aún más pequeña y no tan redonda, sino que mas alargada para dar un efecto un poco mas sonriente (en la caricatura está más seria). Es por eso que no ha quedado la cara muy alargada en comparación con la modelo. Además podríamos haber marcado más su mejilla que además está muy cerca del ojo, mientras que la mujer tiene el hueso del pómulo mucho mas lejos del ojo.
Todos estos detalles hacen la diferencia, y aunque no lo crean, cambia totalmente el dibujo y hacen también que la persona no se parezca.

Teniendo en cuenta todas nuestras falencias en nuestra caricatura anterior, ahora sí dibujaremos una caricatura a conciencia y teniendo en cuento que hemos visto en este capítulo. 

Les dejo esta caricatura para que analicen y vean los errores que se han cometido.