domingo, 10 de febrero de 2013

PARTE 1


ESTRUCTURA DE LAS CARACTERÍSTICAS FACIALES

Comenzaré explicando un concepto fundamental en el dibujo, básicamente trata de mirar el dibujo como un todo y hacer una estructura general y acabada del dibujo que haremos. Un dibujo no se realiza por sectores, parte por parte; muchas personas tienden a mirar una foto y empezar por los ojos o por las cejas, sin tener claro aún la forma o contorno del rostro, lo que impide tener una visión de lo que llegará a ser el dibujo cuando esté terminado, como consecuencia puede ocurrir que el formato no sea suficiente o que sea demasiado amplio para un dibujo tan pequeño.
El objetivo principal de este concepto es ocupar adecuadamente el formato, ya que debe existir un equilibrio (como en todo dibujo y no solamente en la caricatura). Además sirve para lograr el parecido de la persona antes de hacer los trazos definitivos. En el caso que deseamos hacer una caricatura ocupando todo el rostro en el formato, debemos hacer una estructura grande dejando algo de espacio debajo de la cabeza para hacer el cuello y los hombros, y al final se pinta o se insinúa un fondo sutil para resaltar la cabeza. Pero también se puede hacer una estructura pequeña pensando en un dibujo con más elementos, es decir, ubicar al personaje en un lugar del formato para ambientarlo en un dibujo más entretenido y con cuerpo completo incluido, como por ejemplo un futbolista, dibujar una persona al centro del papel, vestido de futbolista con un balón en sus pies y de fondo el estadio o el campo de juego (arco de fútbol con un arquero, las galerías con personas mirando, y el cielo con nubes, etc.).
Primero tomaremos la forma de la cabeza, para esto miramos al personaje que caricaturizaremos, luego lo asimilamos con algún objeto común.

  • En la figura Nº1 lo hacemos con forma de huevo; los trazos que se ven mas débiles son la “Impronta”, que es la primera línea que se hace para obtener una línea de guía, se debe hacer lo más acertada posible ya que con ésta trabajaremos para ir realizando el dibujo. Se define también con una línea débil la altura de las cejas, los ojos y la boca. Luego con una línea un poco más marcada y por sobre la estructura de base, se comienza a dibujar el contorno de la cara, definiendo las orejas, los pómulos y el mentón.
  • En la figura Nº2 tenemos a un personaje de perfil, en este caso la nariz juega un papel importante porque forma parte del contorno de la cabeza; usamos la misma mecánica explicada en el punto anterior. El tamaño y forma de la nariz se hace según las características de la persona caricaturizada.
  • En la figura Nº3 podemos observar una forma de rostro en el que ocupo la estructura como si fuese una zanahoria, corresponde a una persona de cara muy delgada, a diferencia de la figura Nº1 que se utiliza para una persona gorda.

RASGOS FACIALES

Una vez hecha la estructura para tomar la forma de la cabeza, y las líneas de guía para hacer los ojos, nariz, boca y orejas; comenzamos a formar la cara y sus facciones, vamos dibujando y observando la foto a retratar con trazos suaves. Es importante destacar que la forma de la caricatura se debe resaltar todas las curvas posibles, es decir, detectarlas y resaltarlas, o según el caso, exagerarlas; no debemos hacer un contorno solo con formas simples.

  • En el ejemplo 1 que vemos a continuación muestro la estructura del rostro y además, el contorno con las respectivas curvas y protuberancias, aquí captamos las formas sobresalientes de los pómulos, la frente y el mentón, las enumero para que se aprecien con exactitud cuáles son las curvas que resaltamos. En este caso el mayor espacio lo ocupa la frente, por lo tanto la hacemos más grande, luego seguimos buscando curvas para resaltar hacia abajo, nos encontramos con el mentón, que es redondo y muy marcado.
  • Sin embargo no todos los rostros son como el ejemplo anterior, en algunos casos no se tratan de curvas sino de líneas un poco más rectas y con pocas curvas. También nos podemos encontrar con rostros que tienen solo 3 curvas ó 2, pero al ser pocas se resaltan inmensamente como en el ejemplo siguiente (Ejemplo 2).
  • ¿Y qué haríamos si nos encontrásemos con una cara extremadamente gorda?, en este caso el contorno de los pómulos no forma parte del rasgo principal del rostro, sino que lo marcaremos suavemente en el interior de la figura, por lo tanto el contorno cubrirá todo haciéndose extremadamente grande. (Ejemplo 3).





Otra Cosa muy importante en la estructura facial, es el peso del rostro.
Cuando se hace un retrato, primero dibujamos la estructura dividiendo el rostro en 3 partes iguales para marcar los ojos, la nariz y la línea de la boca. En la caricatura no es así!!!, hay que fijarse en cuál es el sector de rostro que más sobresale, a esto le llamamos el peso del rostro, que es la parte que agrandaremos y exageraremos, y esto sin duda le dará un toque mucho mas caricaturesco al dibujo.
El peso puede encontrarse en distintas partes del rostro, ya sea en la frente, en los pómulos, la nariz, en el espacio entre la nariz y la boca, en la superficie de la cabeza, en el mentón, etc. Ojo que nunca hay que olvidar este concepto porque si no, el dibujo parecería más un retrato que una caricatura. Recuerden siempre agrandar aun mas todo lo que se vea grande, y achicar todavía mas lo que sea más chico. Aquí ejemplifico un poco lo dicho.


Además de todo esto, debemos recordar que el crockis o bosquejo debe ser rápido pero a la vez lo más acertado posible, también debemos tirar la menor cantidad de líneas posible y bien seguro, sin temblar ni dudar, porque la línea insegura o con muchos trazos después cuesta más borrarlas. Acordarse también que no solo se marca la línea donde irá la boca, la nariz y los ojos, si no que de toda la cabeza, por eso tenemos que tomar en cuenta lo que vimos anteriormente sobre el peso, es decir, cuál es la parte de la cabeza que más vamos a exagerar. Y no tengan miedo!!! agranden o achiquen todo lo que quieran, se supone que la persona caricaturizada ya sabe a lo que va, y si se enoja... usen su buen humor, así de simple.


Otra de las cosas que son muy importantes, es la observación para asegurarse que el dibujo quedará bien, y que su caricatura coincida con el o la modelo. Para eso uno tiene que mirar a la persona e ir dibujando, en lo posible sin quitarle la vista, y observar muy bien su mirada, la postura, sus rasgos, etc.







PARTE 4


LA NARIZ

Antes de empezar a dibujar la nariz debemos tener en cuenta 3 puntos que son fundamentales para dibujarla.
Lo bueno de esta etapa de la caricatura es que ya hemos pasado por varias otras etapas, por lo tanto ya no se nos hace tan difícil ejecutar lo que viene, y por decirlo así, ya tenemos la mano firme y adiestrada. En fin, como decía, vamos a hacer una división de la nariz que son:
  • El tabique (la forma y largo de la nariz)
  • La narina (o la punta de la nariz)
  • Las fosas nasales (los hoyitos)

Y así como un “Bonus Track”, podríamos agregar la base de la nariz, es decir, el espacio que hay entre la nariz y la boca, o la grieta que se forma en esa parte.

Como vimos en la primera parte del curso; se hacía un crokis con unas líneas las cuales marcan la dirección y la estructura del dibujo. Con eso mismo trabajaremos la nariz.

El tabique:
Primero calculamos el largo de la nariz según lo que visualizamos en la T , lo mismo con el ancho, dibujamos cuidadosamente el contorno de la nariz. Si es muy larga la dibujamos extremadamente larga. Hay algunas personas que tienen el tabique de la nariz con el huesito levantado, en ese caso hay que aprovecharlo al máximo para hacer la exageración.
Hay que recordar siempre que el tabique de la nariz es la parte que más sobresale del rostro. Por lo tanto hay que resaltarla y oscurecer un poco por fuera de ésta, a excepción de los bebés o niños pequeños ya que tienen el tabique más plano.
  • Cuando el tabique es sobresaliente se dibuja la línea del contorno
  • Cuando la persona tiene el tabique estrecho o más bien plano, no se contornea, sino que se sombrea solamente.


Las narinas:
Es muy importante saber la punta de la nariz por lo general no se dibuja, es decir, se sombrea y los contornos se hacen con líneas muy suaves. Sin embargo también existen narices con la punta más huesuda y bien marcada, en este caso si se contornea.  Cuando se hace una nariz muy exagerada  ahí sí podemos darnos el lujo de contornearla para que se vea mucho mas caricaturizada.
La punta de la nariz siempre está por sobre las fosas, y ésta puede tener muchos tamaños. Para exagerar el tamaño es importante observarla y usted será quien tendrá el criterio o la decisión de dibujarla o exagerarla, pero siempre recordar que si es grande, dibujarla muy grande, lo mismo si es pequeña, (hacerla muy pequeña). Pero no solo el tamaño es lo que le da el parecido, sino que también el ángulo, que puede tener 3 niveles que son:
  • Caídas
  • Frontales
  • Levantada, o mejor dicho respingadas

Con estos ejemplos verá como se hace la punta de la nariz según los 3 niveles que acabo de mencionar, en diferentes posiciones, tamaños y formas:


Las fosas nasales:
La verdad no sé si sea necesario, pero en este caso se aplica lo mismo que hemos hecho a lo largo del curso, “observar, dibujar y exagerar”. En realidad no hay una técnica explicable para caricaturizar las fosas nasales, pero sin duda hay muchas formas de éstas y mostraré ejemplos de cómo hacer para que se vean como caricatura.

Por ultimo hacemos la grieta que se forma debajo de la nariz antes de dibujar la boca, recuerden que esta puede ser plana o muy pronunciada, o también larga o corta.